Si preguntan por mi colección, debo decir incompleta, felizmente incompleta, si un día se completa no podría coleccionar más.
Conjugando modelos de factoría reciente y no tan nuevos, hasta llegar a antiguos con más de 50 años, vamos a repasar los autos que circularon por nuestras calles entre los años 1950 hasta entrados los 80´s, un legado humilde para quien me siga, o simplemente ir dejando huella...

jueves, 11 de agosto de 2016

Coupé Torino TS TC - Buby 1:40


La hora nacionalista, desde el zamak fundido en suelo argentino para ser vertido en el glorioso molde argentino que hizo un matricero argentino partiendo de un master nacional fruto del esfuerzo de un artista plástico argentino.
Pero es un Buby, la odisea nacionalista parece no tener fin, ya que siguen piezas de plástico de origen local. Pocas o muchas? Depende del año en que se lo pregunte pero es al día de hoy que es uno de los productos más cotizados de la marca.


Ya tenía un Torino de la misión argentina, el legendario Nº3 de Copello que lleva años publicado en modellbaus, tiempo después tuve la oportunidad de adquirir esta unidad más añosa y las diferencias surgen a primera vista.


Las puertas son evidentes, penalizan con la robustez del modelo, sobre todo en sus parantes delgados, dicha característica hace que los modelos que se encuentran sanos fueron aquellos que no estuvieron al alcance de los niños.


Una puerta operable es un gran poder, pero tambien una responsabilidad. Para que cuernos uno insistiría en abrir una puerta que nada esconde? Resulta necesario poner énfasis en el interior. Así una rueda de auxilio luce primorosa en las plazas traseras...


Acompañada de un tanque de combustible para competición que descubrí mientras fotografiaba el modelo. Me quedé meditando si es propio del modelo o añadido del anterior dueño, en todo caso luce muy bien y está dentro de lo pausible ya que luce propio de la década del modelo. No hablemos del instumental inexistente, el volante busca tapar ausencias y por ese entonces resultó suficiente.


Las gráficas resultan en definitiva lo más llamativo del modelo si se deja de lado que es un Torino, al color poco feliz (un amarillo pálido un tanto insulso) todo se le perdona por el paseo gráfico-arqueológico que ofrece en cada superficie.
Wagner y un anciano rombo archiconocido resultan pasajes al pasado pero el IV Gran Premio de la Montaña del año 1974 resulta una exquisitez. Ubica el modelo temporalmente (Algo realmente difícil cuando se trata de un Buby) Y a la vez hace saborear el recuerdo de viejas carreras.
En éste caso la organizada por el Auto Moto Club de Carlos Paz (Ciudad turística cordobesa) que constaba de dos etapas: Icho Cruz - Mina Clavero, unos 78 kms que luego eran seguidos por la segunda de 123 kms para llegar a Alta Gracia. Se recomienda agarrar el Google Maps si la imaginación resulta insuficiente frente a los caminos serpenteantes de la serranía cordobesa.


 Seguimos tomando lista de viejos conocidos, Molikote, YPF y Austral Líneas Aéreas son constantes en todo modelo de competición de Buby, omnipresentes en su obra.


Por último y a gusto personal, dejé la de "IKA repuestos" que resulta mi preferida y muy a tono con el modelo.
Las llantas, viejas conocidas y cumplidoras ruedas de la marca emulan las primeras ruedas de aleación tipo estrella que vimos en el país.


Conozco a varios que se persignan cuando ven un Torino de frente, torineros de alma que no reconocen auto alguno sin ese rostro, en este caso, se ve la parrilla distintiva del TS que se ponia al corriente en cuestiones estéticas de los 70s frente a la anterior propia de la década que se había terminado.


De atrás luce cuatro ópticas que difieren respecto a mi otro Torino en número y forma (el otro tiene una de cada lado, tanto más grande y copia el contorno de los laterales exteriores).
Se podría objetar un buen rato, la retaguardia no es a mi criterio lo mas bello, no por que no lo sea, sino por que en la parte delantera dejaron la vara muy alta, hablando del auto real, claro. Y no fué hasta que le pusieron unos plafones grandes y "modernos" que logró una gracia mas equilibrada.
Por otro lado el modelo al ser de competición renuncia a cromados como lo hacía el auto real y puede resultar fiel con poco... o nada.


Se podrá hacer el resto de la nota presumiendo que uno tiene dos Torinos? Acaso sería el primero en exteriorizar la lujuria de tenerlos? Debería consultar el Manual de las Buenas Costumbres o el de Ceremonial y Protocolo?... O le pregunto a mi amigo Gaucho que en cuestiones de etiqueta siempre me dijo: "Ante la duda, jogging".


Yo sigo mirando el logo de IKA, ustedes tienen licencia para dejar de pensar.

Después de todo es un Buby, que tanto se puede escribir de un Buby?
Algo se puede... "Algo"
Se puede compartir mucho con un Buby y más si es un Torino.


Magníficent Coupé Torino TS!!!

lunes, 20 de junio de 2016

Messerschmitt KR200 (1955) Vitesse 1:43


A trazos anchos se pueden separar tres modelos de Messerschmitt, el KR 175 que era impulsado por un motor sachs de 175 cm3 y 9CV, es decir, la versión original y presentada en 1953.
Le siguió el modelo que vemos con un motor de 198 cm3 y 10CV de potencia con una velocidad máxima de 90 km/h. Ambos vehículos declaraban un peso aproximado a los 210kg.
El lector asiduo de la página sabe que no soy de recurrir a los números y tablas de especificaciones, ya que para autos citadinos dichos parámetros resultan inadecuados a mi criterio: Que un sedan de una marca haga velocidad tope de 160 km/h y la competencia 163 km/h resulta irrelevante.
Del mismo modo me resulta fútil la precisión de relojero para el consumo de combustible, si al final, el fabricante no sabe cuanto pesa mi suegra, mi señora y mucho menos cuanto peso yo cuando subo a la ruta. Se busca en cambio cierta noción, es gastador o no, es resistente o no, que tan durable es...


Pero nos topamos con un momento especial: Qué pasa cuando los números se aproximan a cero?
Vértigo! Eso es lo que pasa! Ya no tenemos un vehículo de 900 kg promedio sino uno de 210 kg, neumáticos raquíticos, un motor propio de motocicleta... y de motocicleta modesta! Ni hablamos de cuantos litros tiene el motor, ya que no llega a 1/4 de litro.
Números que llaman a revisarse ya que uno empieza a dudar: Va a funcionar?
Es como el medidor de combustible cuando marca reserva y ni miras de llegar al próximo pueblo, mirás la ruta, mirás el reloj, mirás la ruta, mirás el reloj...


De la misma forma, uno mira el modelo y mira los números y vuelve a mirar el modelo... de pronto aquellos insuficientes 90 km/h para el gusto actual resultan escandalosos cuando no suicidas atendiendo a los neumaticos no mucho mas sofisticados o iguales a los de una Siambretta.
Sin contar que no hablamos del tercer modelo, el TG500 que superaba los 110 km/h. La cuestión es que tantas veces se los presenta como austeros (en efecto lo son), se los presenta como simpáticos, son indiscutiblemente simpáticos (distan muy poco de vehículo de circo). Pero tanta simpatía oculta el lado temerario que en los números existe.


Plexiglás arriba! la ubicacion en tándem de los pasajeros, la altura mínima y la suspensión que se adivina rígida hace pensar de cada viaje una aventura. Inimaginable en caminos de tierra. Sin paragolpes para doblar la apuesta. Único requisito: Saco y Corbata.


Entoces tenemos los modelos KR175, KR200 y TG500, Los números indican la cilindrada, KR viene de "Kabinenroller" que si se lo traduce del alemán sería "coche burbuja" o "cabina rodante" atendiendo a la similitud con la cabina de un avión. el TG500 en que cambia? en que éste tenía 4 ruedas, llamado el TIGER 500 tomando de su nombre las siglas TG. Lo pueden ver aqui.
Sobre esas tres bases se ofrecieron con techo fijo, removible y de lona estilo cabrio, siendo las variables escusas de algunos coleccionistas para tener mas de uno.

Si no les conté el modelo es raquítico y muy difícil de fotografiar, si ve algo borrosa la próxima foto es por que esta emocionado...


Magníficent Messerschmitt KR200!!!